POR UN 2023 SIN DISTONÍA

Para terminar el año hacemos buenos propósitos y deseos que queremos que se cumplan en el nuevo año entrante. El título de este post fue el deseo principal por mí y mis clientes años ha. Seguro que es el deseo de miles de personas a lo largo del mundo en este último día del año.

Nosotros, una vez conseguido ese deseo, deseamos AMOR, PAZ, ABUNDANCIA Y FELICIDAD para todo el mundo. Que falta hace tras los últimos acontecimientos. Nos hicimos cargo de nuestra SALUD y resolvimos satisfactoriamente un problema de desorden neuromuscular, controlando las partes del cuerpo afectadas y elimiminando las limitaciones; llamado Distonía

¿CÓMO?

Encontrando las causas reales emocionales, no físicas, por las que el sistema no funciona como debería; resolviéndolas, eliminando los factores que las desencadenaron y cuidando de nuestra salud mientras veíamos cómo desaparecía la dichosa «enfermedad rara» de nuestras vidas.

Nos salimos de la norma, del rebaño que no lo consigue, para conseguir resultados diferentes hay que hacer cosas diferentes ¿O no? Y un año de retraso en encontrar el tratamiento que funcione, supone un año de vida perdido y empeoramiento del cuerpo, que nos debe durar toda la vida. Y en menos tiempo de ese año si no se han conseguido resultados positivos es que NO es el camino.

Desde el Instituto animamos a todas las personas que sufren ese desorden neuromuscular a que nos prueben, y el próximo año su deseo no será la desaparición, curación, remisión de la enfermedad rara llamada Distonía. Porque lo habrán logrado o habrán descubierto el camino que cada cuál requiere un tiempo de trabajo y un precio de «su» sueño.

FELIZ Y PRÓSPERO AÑO 2023 LLENO DE AMOR FELICIDAD Y SALUD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *